Bienvenida arrow His. de los Mundiales
Historia de los Mundiales de la CIJB PDF Imprimir
Índice del Artículo
Historia de los Mundiales de la CIJB
Página 2

Historia de la internacionalización Primeros contactos
Los contactos de la pelota valenciana con deportes similares que se practican fuera de la geografía valenciana comenzaron en septiembre de 1992 gracias a la iniciativa de la Sociedad Pelotari de Godelleta que estableció una relación con el club belga de Soignie, uno de cuyos jugadores, casado con una hija de valencianos de Xàtiva emigrados a Bélgica a principios de los años sesenta, conocía y admiraba a Paco Cabanes, "Genovés”.
El club de Godelleta organizó una expedición integrada por algunos jugadores aficionados de la localidad y por destacados profesionales que durante los primeros días de septiembre, con el patrocinio del empresario valenciano José Luis López se desplazaron a aquellas tierras. Allí tuvieron oportunidad de contactar con los responsables de la federación belga, cuyo presidente lo era también de la Confederación Internacional de Jeu de Paume. Presenciaron la final de la Supercopa belga, admirando la perfecta organización, la amplísima presencia de aficionados en dicho acontecimiento y la calidad de los jugadores belgas. Entablaron un duelo amistoso con un combinado belga con resultado favorable a los valencianos. El estilo de juego, el tipo de pelota y las reglas, permitían una correcta adaptación. Aquella experiencia pionera tuvo como resultado el inicio posterior de contactos oficiales a nivel de federación. Victor Iñurria, presidente de la Federació de Pilota Valenciana invitó a Maurice Dewinne a visitar la Comunidad Valenciana. El presidente de la Confederación Internacional conoció persosalmente las distintas modalidades valencianas, nuestros trinquetes y el alto nivel organizativo y de calidad de la pelota valenciana. Meses después la Federació de Pilota se integraba en la Confederación Internacional y ese mismo año se acordaba en su seno, gracias al impulso del presidente valenciano la organización de un torneo internacional a celebrar en septiembre de 1993 en la Comunidad Valenciana, una copa de europea oficiosa, cuyo nombre asemejaba al del torneo más importante del rugby europeo:"Torneo Cinco Naciones”. Tras varios meses de intenso trabajo, el pequeño pueblo de Godelleta acogía una ceremonia inaugural espectacular. Pelotaris provenientes de Francia, Italia, Bélgica, Holanda, además de los valencianos desfilaban entre el entusiasmo general de los más de tres mil espectadores que abarrotaban el recinto. Calles y plazas de Godelleta, l'Eliana, Oliva, Benidorm y Valencia, acogieron las partidas. La final enfrentó a valencianos y belgas en la plaza del ayuntamiento de Valencia. Fue un gran espectáculo entre dos selecciones poderosas. Vencieron los valencianos por un "quinze". Componían la selección valenciana: Tonico de Murla, Florencio de Altea, Grau, Genovés, Sarasol I, Sarasol II y Pigat.

Se había iniciado un movimiento imparable. Los valencianos inyectaban ilusión a una Confederación Internacional, poco operativa, incapaz de acercar posiciones entre los representantes de cada nación, en el intento de acercar reglamentaciones, y sobre todo, material de juego. Holandeses, belgas, franceses y valencianos, utilizan una pelota sólida, de contextura, y peso parecido. Italia hace años que abandonó la pelota sólida y ofertaba una pelota de goma de tenis, rapada, que no gusta a los valencianos y que fue la causa principal de la no asistencia oficial de nuestra federación en el torneo europeo anual, cuando este tuvo que disputarse en Italia, en el verano de 1995.

Fuente: Libro
Joc de Pilota
Historia de un deporte valenciano
Alberto Soldado

 
© 2017 C.I.J.B.